Liderazgo Positivo – Parte 3

Liderazgo Positivo – Parte 3

En esta sección de su artículo Liderazgo Positivo, las definiciones y ejemplos que da el experto en Psicología Positiva Gerry Velasco están referidas principalmente a ambientes laborales, sin embargo éstos aplican perfectamente a otros grupos como: familias, amistades, comunidades, escuelas. Por ejemplo, adaptamos conceptos como “salario emocional” y lo sustituimos por  “gratificación o retribución emocional”, así es muy sencillo trasladar las ideas que nos presenta a otros contextos de la vida diaria.

 

Prácticas de un Líder Positivo

1- Practican la Bondad: Presenciar un acto de bondad puede ser que experimentemos un sentimiento llamado Elevación.  “La elevación moral inspira optimismo, y hace que la gente quiera ser una mejor persona y a actuar de manera altruista hacia los demás.” (Jill, 2015). Los actos de bondad inspiran a emularlos, un líder puede generar pequeños actos de bondad como saludar con cortesía, preguntar cómo se sienten o invitar a comer a un colaborador de recién ingreso.

2- Dan constante Retroalimentación Positiva: Anders Pousette (2010), realizó una investigación con 604 trabajadores de servicios humanos en tres diferentes organizaciones suecas (agencia de seguros pública, centro de rehabilitación social y un hospital psiquiátrico), se encontró que la retroalimentación positiva reducía la ambigüedad de rol, mientras que la retroalimentación negativa contribuyó a la ambigüedad de rol. Un Líder Positivo puede elogiar las pequeñas acciones que hace bien un trabajador y corregir aquellas que tengan una desviación en el comportamiento deseado de forma pacífica, amable y poniendo el ejemplo de cómo debe hacerlo, no únicamente diciendo que está mal lo que hace.

3- Practican la Gratitud: “Se han encontrado ejercicios de gratitud para mejorar el bienestar a través del desarrollo de un mayor sentido de apreciación”  (Lyubomirsky, 2008; Seligman, 2002).  Tener un muro de gratitud donde todos expresen las cosas buenas que les han ocurrido en el trabajo o agradecer por escrito a través de una tarjeta a los colaboradores por las cosas buenas que han hecho como llegar temprano, trabajar horas extras o haber tenido un buen desempeño en la semana, puede tener repercusiones muy positivas para un buen clima laboral.

4- Fomenta el salario emocional: El termino salario emocional lo definen como; “cualquier forma de compensación, retribución, contraprestación no monetaria, la cual recibe un empleado por la aportación laboral que este realiza dentro de la organización. (Pullupaxi, 2014). Cabe señalar que un salario lo puede siempre mejorar cualquier empresa, sin embargo, el factor emocional es uno de los factores que marca la diferencia y el que hace que las personas sean leales y honestas con sus organizaciones. El Líder Positivo lo sabe, y busca incentivar a su personal más allá del dinero.

5- Fomentan la Positividad (Emociones Positivas): Actualmente hay suficientes datos para afirmar que las emociones positivas potencian la salud y el bienestar, favorecen el crecimiento personal, permitiendo sentimientos de satisfacción con la propia vida, tener esperanza, ser optimista y percibirse más feliz.” (Fredrickson, 2000, 2001; Fernández-Abascal y Palmero, 1999).  Si un líder quiere tener el mayor rendimiento de su equipo de trabajo, será necesario que fomente la positividad.

6- Aprecian lo Positivo: Una de las cualidades de los Líderes Positivos es que comparten las buenas noticias. Según (Salanova, 2016), comenta que; “los momentos de café, uso de redes sociales, celebraciones de éxitos, cumpleaños, conmemoraciones, premios, etc.”, son rituales y comportamientos que usan estos líderes para expresar las buenas nuevas. Todo Líder Positivo sabe que alcanzar un objetivo, por muy pequeño que sea, es digno de celebrar o reconocer. Con estas prácticas y con el paso del tiempo, cualquier grupo de trabajo irá centrando su foco de atención en lo positivos y las cosas buenas.

7- Perdonan: Posiblemente una de acciones que más trabajo le cuesta al ser humano es perdonar o pedir perdón,  algunos autores mencionan que “Aprender a perdonar mediante la redacción de una carta (o e-mail) de perdón (no es necesaria enviarla), perdonar de manera imaginaria o, sentir compasión hacia la persona que nos ha hecho daño para librarnos del sufrimiento” (Llorens et al., 2013; Martínez, Salanova y Llorens, 2016), puede ayudar a sentirnos bien con nosotros mismos y con la persona que nos ha lastimado. En el trabajo, un líder que expresa su arrepentimiento cuando se equivoca y que también disculpa cuando algún miembro de su equipo ha cometido algún comportamiento que dañe a los intereses de la empresa o de sus integrantes, puede mostrarse más sincero y de confianza, cualidades altamente valoradas para seguir a una persona (líder).

En la última entrega de este seriado ofreceremos las conclusiones a las que llega Gerry Velasco en torno al Liderazgo Positivo como un estilo de vida personal y no sólo como una tendencia de la gerencia moderna. 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *